Cómo crear una política de ventas

La política de ventas debe establecerse dentro del proceso de planificación comercial de la empresa, el único marco en el que podrá ser más sólida

Cómo crear una política de ventas

25 enero, 2022|Categorías: Blog |

Cámarabilbao

El buen funcionamiento de la dirección de ventas consiste en una continua toma de decisiones dentro de unos procesos que interconectan recursos y elementos de la organización. Se integra dentro de la estrategia de marketing de la empresa. Pone en práctica políticas necesarias correctamente orientadas a alcanzar los objetivos deseados. También se orientan al control y evaluación del buen aprovechamiento de la energía comercial para mancomunar ajustes o correcciones cuando los resultados arrojan un balance imprevisto e insatisfactorio.

En este caso nos vamos a centrar en la práctica de una de esas políticas, en concreto la política de ventas de la empresa. Estas políticas forman parte de la puesta en marcha de actuaciones para promover directrices precisas con las que encauzar de manera idónea y ordenada la venta de productos y servicios dirigidos a mercados cada vez más exigentes y extraordinariamente competitivos.

¿Tiene consecuencias la política de ventas?

Como punto de partida, es necesario consensuar el paradigma sobre lo que es y lo que no es una política de ventas. Toca asumir que sin una política de ventas ninguna empresa va a ser capaz de desarrollar, coordinar y verificar aquellas iniciativas que influyen en el modelo de negocio definido que deben fortalecer y que, como consecuencia, afectará en última instancia a los resultados empresariales.

Por lo tanto, es preciso determinar qué principios y procedimientos internos proporcionan el sustento vivificante al proceso de ventas y, por supuesto, establecer pautas de actuación para quienes intervienen en ello. Estos principios y procedimientos van a tener un impacto definitivo en las variables del marketing mix de la empresa, obviamente, pero también en aspectos más «aguas arriba», puramente estratégicos, de la organización como son el estudio del mercado, la apuesta por la atractividad de segmentos objetivos y el establecimiento del posicionamiento más adecuado de la empresa.

La gobernanza de la política de ventas

A tenor de lo dicho sería un error inferir que la política de ventas surge del entramado procedimental más que de una posible complejidad del mapa de procesos de una organización. La política de ventas debe surgir de la estrategia comercial, que debe ser congruente con la estrategia general de la empresa y de la que debe corresponsabilizarse la dirección de ventas junto con la dirección de marketing, aunque es propia del ámbito operativo y va a velar por su puesta en funcionamiento. Un reto más para la dirección de ventas.

Una vez más la dirección de ventas emerge como un ente integral de gestión cuyo grado de cualificación, a la vista de lo que acontece, debe ser cada vez mayor. Si la nueva economía sufre constantes embates distópicos (entendiendo la distopía como utopía negativa), el sentido más tradicional de la dirección comercial empresarial es solo un recuerdo que día a día resulta cada vez más lejano.

La política de ventas debe establecerse dentro del proceso de planificación comercial de la empresa, el único marco en el que podrá ser más sólida y donde contribuirá a las estrategias comerciales de la empresa. Además, este modo, de generar resultados más eficientes como objetivo finalista, también puedan implementarse más fácilmente.

Sin embargo «la verdad de las ventas no está en el laboratorio sino en la calle». Y la calle constantemente nos remite a un dinamismo vertiginoso de espacios digitales en los que habitan cada vez más frecuentemente nuestras relaciones comerciales, lo que exige un proceso evolutivo constante de las políticas de ventas que se vean alineadas con las realidades socioeconómicas que nos ha tocado vivir.

Todas las áreas de gestión son componentes suplementarios fundamentales en la empresa, pero también complementarios entre sí y deben armonizar las actuaciones que contribuyan a un profundo cambio cultural. Y de la misma forma que cualquier profesional o departamento debe sentir una implicación total por la calidad o la gestión ética, también debe fomentarse el compromiso y la contribución de toda la organización a la optimización de sus políticas de venta.

Lo importante para poner en marcha una política de ventas adecuada a las necesidades y optimizada a resultados es mantenerse actualizado en las últimas tendencias y conocimientos. Por ello, desde Cámarabilbao Professional Development te invitamos a conocer el Postgrado en Dirección de Ventas, un programa superior con el que formarte en las nuevas tendencias que marcan la dirección de ventas.

Artículos relacionados